Que Visitar

Desde Cabañas Fuente del Arca tenemos infinidad de lugares que visitar y que no debe perderse durante su estancia:

Playa del Rio Escabas:



Son muchos los encantos de este pequeño pueblo pero sin lugar a dudas uno de los más famosos es el río Escabas que lo atraviesa completamente y que está enmarcado por las hoces de Fuertescusa y Priego.

El líquido elemento ha creado un remanso de agua a la altura de Cañamares creando una fabulosa playa de interior apta para toda la familia.

El río y las playas de interior son el remedio perfecto para sofocar los calores del verano y disfrutar de un paisaje de gran belleza rodeados de naturaleza.

Ir a este enclave natural es el plan perfecto para cualquier día de verano, los niños podrán jugar en el agua tranquilamente sin sobresaltos mientras los adultos descansan o participan en sus juegos.

Al ser un río y tener el fondo irregular, con piedras y ramas, es aconsejable ir provistos de calzado que se pueda mojar tipo escarpines o cangrejeras. En la mochila tampoco puede faltar una toalla, la ropa de baño, crema del sol y, por supuesto, la comida o bebida si nuestra intención es pasar todo el día en el agua.

La zona cuenta con sombras, césped natural y varios accesos al agua mediante escaleras metálicas. La calidad y cantidad del agua dependerá de las lluvias que se hayan producido en meses anteriores.



La Hoz de Beteta:




La naturaleza ha creado uno de los lugares más bellos y singulares de la Serranía de Cuenca, pues durante siglos el agua del río Guadiela ha ido modelando la roca hasta formar este impresionante escenario llamado la Hoz de Beteta.

En sus 8 kilómetros de acantilados, con más de 80 metros de altura, guardan frondosos bosques umbríos donde podremos oír el rumor del agua junto con el canto de los pájaros.

La Hoz de Beteta fue declarada Momento Natural junto con el Sumidero de Mata Asnos en el año 2004. Constituye un cañón fluvial labrado por el río Guadiela sobre materiales calizos. Sus especiales condiciones climatológicas y las características típicas de un cañón fluvial favorecen el que haya una gran variedad de vegetación, alguna centenaria como son los tilos. Los tilares y avellanares son las comunidades vegetales más relevantes que se localizan en los rincones más húmedos y umbrosos del centro de la Hoz: un verdadero reducto de vegetación atlántica con multitud de especies endémicas, raras o amenazadas.

El paisaje vegetal de la zona se completa con pinares de pino negral, quejigares, sabinares y notables comunidades de ribera con presencia de álamo temblón. Destacan también las especies vegetales rupícolas de paredones y cortados con la presencia de la planta carnívora protegida (pingüicola mundi), especie exclusiva de la Península Ibérica.

Cuenta con una enorme diversidad de aves, entre las que destacan especies amenazadas como el alimoche, águila culebrera, martín pescador, búho real, mirlo acuático, azor, alcotán y gavilán, y de una buitrera con una importante colonia de buitre leonado.

Lagunas de El Tobar:



El Tobar es una pedanía de Beteta, una localidad de Cuenca, con un maravilloso entorno natural que merece la pena conocer. En esta pequeña pedanía se encuentras las famosas Lagunas de El Tobar compuestas por la Laguna Grande, la Laguna Pequeña y la Laguna Ciega que actualmente está desaparecida.

Para poder llegar hasta el complejo lagunar hay que partir desde el propio pueblo de El Tobar por un sendero señalizado y en un kilómetro, aproximadamente, se encuentran las lagunas. La Laguna Pequeña tiene la particularidad de que suele estar completamente rodeada de espesa vegetación por lo que apenas es visible mientras que la Laguna Grande cuenta con unos 3 kilómetros de perímetro y en el centro una profundidad de 20 metros.

¿De dónde proviene el agua de estas lagunas?

La Laguna Grande se alimenta de dos formas, una natural a través de manantiales como el afluente “Arroyo de la Madre” y de otros manantiales salinos subterráneos y de forma artificial por el transvase de aguas del río Cuervo.

La Laguna Grande está considerada como una de las siete zonas de baño interior aptas en la provincia de Cuenca debido a su calidad del agua, aun así el visitante deberá tomar precauciones a la hora de disfrutar de un refrescante chapuzón, es necesario llevar escarpines o cangrejeras para evitar hacerse daño con las piedras del fondo y no alejarse mucho de la orilla porque hay zonas más profundas que otras. Los niños siempre deben ir provistos de sus sistemas de flotación y acompañados de un adulto. 

En otras épocas del año visitar la Laguna Grande permite al viajero descubrir una amplia variedad de fauna entre las que destacan las nutrias y de aves acuáticas como el ánade real, el porrón común, la polla de agua o la focha común.

El complejo lagunar además está rodeado de un ecosistema de gran valor con riberas pobladas de chopos, espeso carrizo, masiega y eneas y dentro de la propia laguna se pueden ver espigas de agua e incluso nenúfares blancos.

Nacimiento del Rio Cuervo:



Uno de los lugares más visitados y espectaculares de la provincia de Cuenca es el nacimiento del río Cuervo, una serie de cascadas donde el agua compone una sublime pieza musical en medio de un entorno con un encanto extraordinario

Prepárense para asistir a la audición de una sinfonía impredecible, interactiva y de una calidad sublime. Una composición musical perfecta donde hay que afinar el oído, pero también la vista. Un regalo divino para disfrutar, relajarse y olvidar cualquier atisbo de estrés. Aunque pueda tratarse de la invitación a un concierto de música clásica, lo que proponemos es cambiar el patio de butacas por un sendero embarrado y dejar en el armario el traje o el vestido de gala para enfundarse una buena ropa de senderismo con sus correspondientes botas.

Vamos a escuchar, ver y sentir una de las mejores piezas que no ha salido de la cabeza de ningún genio de la música. Aquí el brillante compositor es la madre naturaleza. Bienvenidos al nacimiento del río Cuervo en Cuenca.

Pocos lugares en España ejercen una atracción tan poderosa como este enclave de la siempre sorprendente Serranía de Cuenca. Eso sí, los músicos que interpretan esta sinfonía no lo hacen de la misma manera durante todo el año. El nacimiento del río Cuervo maravilla y deja con la boca abierta al visitante si se visita en época de lluvias, deshielo o nevadas, o sea en los meses de invierno y primavera, y puede decepcionar si acudimos en pleno verano o en otoño cuando las cascadas que lo distinguen están prácticamente secas. Por lo tanto hay que elegir muy bien el momento en el que ir para que los instrumentos estén afinados y el talento de los miembros de la orquesta dé rienda suelta a su imaginación.

Ciudad Encantada:



Situada en la localidad pedánea de Valdecabras, en pleno corazón del Parque Natural de la Serranía de Cuenca y rodeada de inmensos pinares, la Ciudad Encantada es sin duda uno de los parajes más espectaculares de nuestro país, donde podrás conocer y aprender el proceso geológico del karst y admirar sus caprichosas formaciones.

La Ciudad Encantada fue declarada Sitio Natural de Interés Nacional el 11 de junio de 1929. Su origen se remonta a hace 90 millones de años, cuando la Ciudad Encantada formaba parte del fondo del mar de Thetis. Se trataba de aguas tranquilas, lo que propició la deposición de sales, en especial carbonato cálcico. Al final del Cretácico y como consecuencia de la orogenia alpina, el mar se retiró y el lecho marino, compuesto de piedra caliza, emergió a la superficie.

Miles de años de acción del agua, del viento y del hielo hacen que hoy podamos contemplar este impresionante fenómeno geológico en el que niños y adultos disfrutarán de un mágico entorno donde dejar correr la imaginación...

Cuenca:




Resumir Cuenca en unas pocas líneas no sólo es tarea baladí, sino casi un sacrilegio, ya que por los huecos de la estrechez perderíamos siempre algo valioso, algo importante.

Cuenca es ciudad para reposar, no de visita apresurada. Una ciudad para ver por dentro, paseando sus calles, entrando en sus rincones monumentales; y contemplar desde fuera, desde el otro lado del Júcar; para ver bañada por el sol o iluminada por la noche.

Para ver las construcciones del hombre y las de la naturaleza. Para descubrir escondidos secretos de callejones fachadas y callejuelas, o para que invada la imponencia de su catedral, o sumergirse de lleno en la envoltura de monumentos de la Plaza Mayor; para la historia del arte o el arte abstracto contemporáneo.

La ciudad que se asoma al Júcar colgada desde la pared que la sustenta, es, merecidamente, Patrimonio de la Humanidad e invita desde su percha a transitarla con calma, degustarla y llevársela prendida. Cuenca es la ciudad que no se resume, nos resume ella y nos hace vulnerables ante su esplendor y su belleza.

Parque Natural del Alto Tajo:



El Parque Natural del Alto Tajo está situado al sureste de la provincia de Guadalajara y al noreste de la de Cuenca, abarcando casi todo el tramo alto del río Tajo y a sus primeros afluentes de importancia.

Entramos en un territorio salvaje, que recorre las abruptas tierras del noreste de Guadalajara, encontraremos un sinfín de lugares de extraordinaria belleza que conservan en su totalidad un atractivo natural.

El Alto Tajo, fronterizo entre la Alcarria y la Sierra, poco poblado y cuyos limites marcan la trama más agreste del Tajo. No hace mucho aún descendía por estas aguas los míticos "gancheros " que conducían los troncos hasta la llanura.

Hoces y barrancos, sierras y bosques, y sobre todo sus numerosos ríos que, labrando profundas gargantas, conforman el Alto Tajo, declarado Parque Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha el 6 de abril del 2000.

Aquí la Naturaleza invita a abandonar el coche en cualquier momento y adentrarse caminando por sendas y veredas que le llevarán a descubrir agrestes parajes nunca imaginados. O a aventurarse en el descenso en piragua por los raudales de sus ríos y, en cualquier caso, a disfrutar de los innumerables atractivos históricos y artísticos, de la variada y exquisita gastronomía y a disfrutar del sinfín de fiestas que se celebran a lo largo del año en estos pueblos.

El Parque Natural del Alto Tajo abarca una superficie de 105.721 hectáreas, con un área periférica de protección de 70.544 hectáreas. 36 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca, están incluidos en este espacio natural. Dada la enorme extensión de esta zona proponemos un itinerario trasversal sigueindo el curso del Tajo de modo ascendente, para recorrer los principales paisajes de interés, aunque se pueden desarrollar otras muchas propuestas de viaje.

Cabañas Fuente del Arca

Nº oficial 16630100063 - Cañamares, Cuenca (Castilla-La Mancha, España)
Tlf: 639 14 17 01 - info@cabanasfuentedelarca.com

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más